Saltar al contenido
Mochilas Mujer

Historia de Vans

17 febrero 2021
la historia de vans. marca de skaters

Antes de abrir su propia empresa, tanto Paul como James trabajaron para la empresa de fabricación de caucho Randolph por décadas.

En 1965, Randolph Rubber Company se convirtió en el primer fabricante de calzado en producir una zapatilla con el único propósito de patinar, apodado el Randy 720, el zapato era casi idéntico a una zapatilla llamada Keds. Los primeros anuncios del zapato usaban palabras de marketing cursis de esa época como, “Duro y talón. “Fabricado con caucho Randyprene”.

El comienzo de la empresa

En 1966, los hermanos dejaron Randolph para fundar Vans. A diferencia de su empleador anterior, los hermanos apuntaban para centrarse menos en el negocio de venta al por mayor y eliminar por completo a los minoristas.

En su lugar, venderían calzado directamente al consumidor

En su lugar, venderían calzado directamente al consumidor. El mismo año Paul, James y sus socios comerciales construyeron una planta de fabricación que incluía un espacio comercial de 120 metros, con un letrero que decía, “Casa de las furgonetas (VANS)”.

En el primer día de actividad de la empresa en 1966, 12 clientes se presentaron para elegir entre tres estilos de zapatillas que incluyen un nuevo diseño llamado zapato de cubierta, que todos reconocen en estas fotos como el amado, Vans Authentic Silhouette.

Los hermanos Van Doren tenían solo modelos de exhibición producidos y cuando se hacía una compra, las zapatillas se fabricaban en el mismo día y estaban disponibles para recoger esa noche.

Una estrategia arriesgada que podría haberse perdido fácilmente la confianza de sus clientes si no entregaban a tiempo.

En lugar de perder la confianza, rápidamente ganaron una reputación para ofrecer la mejor suela gruesa de Zapatillas de deporte de fabricación estadounidense.

Para capitalizar el rumor, los hermanos Van Doren tomaron la decisión de abrir tiendas minoristas adicionales, comenzando con una tienda independiente y agregando rápidamente nueve tiendas más.

Crecimiento y la cultura de Vans y el skate

Según la leyenda, durante el siguiente año la empresa abrió una nueva tienda prácticamente todas las semanas. Los hermanos Vans llevaban un crecimiento masivo, pero la verdad es que la empresa apenas se mantuvo a flote durante la primera década de actividad.

Vans vería un gran punto de inflexión durante mediados de los 70 cuando tomaron la decisión de empezar a producir zapatillas de skate. Numerosos surfistas de California y skaters ya llevaban Vans, incluido Tony Alva y Stacy Peralta que se acercó a la empresa en 1975 con la idea de producir una zapatilla personalizada hecha específicamente para el skate.

Utilizando la experiencia de Paul y James con la empresa de fabricación de caucho Randolph más de 10 años antes, a Vans se le ocurrió, lo que llamaron el 95.

Conocido hoy como la Era, el modelo fue lanzado el 18 de marzo de 1976 y presentaba un tobillo acolchado, una suela de gofre de diamantes y la ahora famosa compañía Logotipo de Off The Wall. Si bien las zapatillas fueron producidas por Vans, Alva y Peralta fueron los impulsores de su éxito.

Los patinadores eran miembros de los Z-Boys, un grupo de 12 patinadores que fueron patrocinados por Jeff Ho Surfboards y Zephyr Productions.

Inspiró el logo de Off The Wall.

No hay manera que Vans pudiera devolver el dinero a Tony Alva y Stacy Peralta por lo que hicieron por la empresa.Patrocinarlos, le dio a Vans la credibilidad de la calle que necesitaban crecer. No solo eso, sino que también ayudaron a diseñar las zapatillas de skate e inspiró el logo de Off The Wall.

Según cuenta la historia, Alva patinaba en una piscina vacía y tomó aire mientras aún agarraba su patineta. Asombrado, Skip, el cofundador de los Z-Boys, dijo: “¡tio, te volviste loco!”

Expansión y declive

En 1980, Universal Studios se acercó a Vans pidiendo zapatillas para usar en una película que estaban produciendo. La película era “Fast Times”  en Ridgemount High. Uno de los jóvenes actores de la película no era otro que Sean Penn.

Diseño de tablero de ajedrez inspirado en los patrones que los jóvenes patinadores habían estado dibujando las Vans blancas

Penn había crecido surfeando y patinandoen Santa Mónica, California y les dijo a los productores que su personaje, el surfista drogado, Jeff Spicoli necesitaba usar Vans para la película. La marca envió a Universal algunos pares de zapatillas, incluyendo un par de zapatos sin cordones rediseñados, con el diseño de tablero de ajedrez inspirado en los patrones que los jóvenes patinadores habían estado dibujando las Vans blancas.

La película tuvo un buen desempeño en taquilla, recaudando más de 27 millones de dólares y convirtiéndose en un clásico de culto. Vans vio que sus ingresos se duplicaron de 20 millones a 48 millones.

Todos querían un par de zapatillas sin cordones y Vans cimentado su reputación como la empresa de calzado número uno en Norte América.

Con su nuevo éxito encontrado los hermanos Van Doren decidieron enfocar su esfuerzo en expandirse a diferentes mercados fuera del skate.

La marca produjo zapatillas para todo desde correr, break dance, hasta fútbol, incluso para el paracaidismo.

En 1984, sólo dos años después del lanzamiento de “Fast Times” En Ridgemount High, Vans se declaró en quiebra.

Los dos hermanos habían perdido la vista y olvidó de dónde venían sus raíces, el skate.

Milagrosamente salieron de su deuda de $ 12 millones, tres años después, devolviendo cada centavo que debían.

Entre 1984 y 1987, Vans falló en un número de oportunidades que permitieron a otras marcas, como Vision Street Wear e incluso Nike para captar furtivamente a clientes importantes de skate por ejemplo, en la innovadora obra de Stacy Peralta 1987 película de skate, todos los miembros de la legendaria Bones Brigade patinó con Nike Air Jordan 1.

Sí Vans hubiera tenido los fondos suficientes para marketing, podrían haber enviado a estos patinadores sus zapatillas vans  y tener una más amplia exposición en el mundo del skate.

En 1988, Vans intentó corregir sus malas decisiones comerciales, lanzando su primer zapato de skate exclusivo. La zapatilla de skate de tobillo alto que luego se transformaría en un mid-top.

Esta sería la última contribución del hermano de Vans a su empresa, porque ese mismo año, Vans fue comprada por una empresa de riesgo McCown De Leeuw & Co. por $ 74 millones.

A lo largo de los 90 y principios de los 2000 MCCown De Leeuw & Co. buscó restablecer Vans como una de las mejores marcas en skate y contracultura.

Resurgimiento de VANS “OFF THE WALL”

Pero el resurgimiento de Vans no estuvo exento de obstáculos en el camino. En enero de 1995, la empresa despidió a 450 empleados. Cinco meses después cierra la planta de fabricación en el condado de Orange y despidió a 1000 trabajadores más. Moviendo aún más su producción al extranjero. A pesar de todo esto, las ventas de Vans aumentaron y ese mismo año la empresa patrocinó el primer Vans Warped Tour. Un festival de verano que combina la cultura del skate con punk rock y luego en 1996 Vans colaboró con la tienda de skate subterránea de la ciudad de Nueva York, Supreme en una serie de Old Skools, el primero de numerosas colaboraciones entre las dos marcas.

En 2004, Vans lanzó Vans Custom a través de su sitio web, similar a Nike ID, Vans Customs permitió compradores en línea para aplicar cientos de colores y combinaciones de patrones a sus clásicas zapatillas sin cordones y modelos Old Skool.

Luego, en 2006, las VANS recibieron un gran impulso de popularidad gracias a la canción “Vans” por el grupo de hip-hop, The Pack. Esto permitió a Vans ganarse a un público mucho más joven. y, por supuesto, las ventas se dispararon.

A lo largo de los años, Vans ha invertido sus ganancias en mantener sus clásicos populares entre el público. Hasta el día de hoy, Vans continúa inspirando y promoviendo las culturas que hacen de la marca lo que es y sigue apoyando a los embajadores, que a lo largo de los años sumó a la ilustre historia de la compañia. A través de diversas empresas fomentan la creatividad. e individualidad sin dejar de sacar un calzado de alta calidad y atemporal.

Al igual que Converse o Nike, Vans ha jugado un papel muy importante en varias subculturas.

Hoy, Vans continúa creciendo con más de 370 tiendas alrededor el mundo, generando más de 2 mil millones de dólares al año en ingresos.